Asideros para duchas y baños

Proporcionan un apoyo adicional en el cuarto de baño. Tienen superficie de agarre antideslizante.

Un asidero para baño es un elemento que nos resultará de gran ayuda en el caso de que queramos evitar resbalones cuando estamos en la ducha/bañera. En el mercado podemos encontrar muchos modelos de asideros, fabricados en materiales muy variados, así como con múltiples sistemas de sujeción.

Asideros, ¿qué son y para qué sirven?

Los asideros para baño son un tipo de barra de metal (u otro tipo de material que sea resistente) que se ancla a la pared convirtiéndose en una sólida asa en la que nos podemos agarrar. Teniendo en cuenta lo resbaladiza que es la bañera o la ducha, con un sólido punto de agarre podemos evitar accidentes de importancia.

¿En qué nos puede ayudar?

La idea de instalar asideros para duchas /bañeras es la de actuar como elemento de prevención de accidentes. Para ello, el agarre o anclado debe de ser fijo, sin que se corra el riesgo de que se pueda llegar a soltar durante su uso.

Los modelos más seguros suelen de 2 agarres diferentes, uno fijo y otro de seguridad.

Los asideros de baño deberían de ser instalados con tornillos a la pared. Estos modelos son los más sencillos, ya que es muy complicado (siempre y cuando la instalación se haya efectuado de forma correcta), que los asideros se puedan llegar a soltar de la pared.

¿Qué tipos hay?

Dependiendo de lo que estemos buscando, existen diferentes tipos de asidero bañera o asidero ducha:

Asidero abatible para ducha

Estos tipos se caracterizan por recogerse a través de un sistema de bisagras, o bien con otros sistemas. De esta forma, no nos molestarán cuando no se usen, además de ocupar el mínimo espacio posible. Un buen ejemplo de este tipo de asidero lo encontramos en los baños de discapacitados. Un asidero para minusválidos normalmente se caracteriza por estar integrado con barras abatibles de la más alta seguridad.

Asidero fijo para baño o ducha

Los fijos suelen colocarse de forma paralela a la pared. En este caso, estamos hablando de un tipo de agarre más bien pequeño ideal para levantarse de las sillas de ducha para mayores. No siempre se tiene que utilizar como sistema de agarre, sino que también pueden ser una buena solución para colgar la ropa, las toallas, o cualquier otro tipo de elemento relacionado.

Asideros para baños con sistema de ventosas

Si no se quiere hacer ningún tipo de instalación, el usuario se puede decantar por las ventosas. Sin embargo, aunque elijamos un modelo de calidad, las ventosas tienen una determinada duración (días, semanas, meses o años). Llegado el momento, se soltarán.

¿Qué debemos de tener en cuenta a la hora de comprar?

Tipo

Teniendo en cuenta los tipos que hemos revisado anteriormente, habrá que elegir el que mejor se adapte a nuestra situación. Nuestra recomendación es apostar por aquellos que van fijos a la pared, con un sistema de tornillos para reducir la posibilidad de accidente.

Material

Los dos materiales por excelencia son el plástico o el acero. Los asideros para baño de acero inoxidable son la opción recomendada por los expertos; cómo van a estar en contacto directo con el agua y con la humedad, necesitaremos de un material que aguante bien el tipo, y que no se oxide o se deteriore la estructura de cualquier manera.

Instalación

De nada sirve comprar el mejor asidero del mundo si luego la instalación es una chapuza. Si piensas que no lo vas a poder instalar correctamente, mejor que lo dejes todo en manos de un profesional.

Precio

Por lo general, un asidero para ducha no vale mucho. Puedes encontrar ofertas para que te salga todavía más económico.

Estas con las principales características de los asideros.

También te pueden interesar estas categorias