Los aceites corporales hidratan y tratan nuestra piel ya que textura fluida se deslizan fácilmente sobre la piel proporcionando un brillo sensual y bonito.

En verano resaltan el moreno de la piel dejando un acabado resplandeciente.

Los aceites corporales hidratan y suavizan, otros pueden tener propiedades antiestrías, anticelulíticas, antioxdiantes, etc….

Estos aceites son ideales en verano, porque al exponer nuestra piel al sol, esta se deshidrata adquiriendo un tono apagado.

Los aceites corporales ayudan a dar vida a nuestra piel y conseguir que se vean vivas y saludables.