Los complementos alimenticios ayudan a fortalecer el cuerpo y el sistema inmunológico, además de mejorar nuestra calidad de vida.

Entre la alimentación y los medicamentos, los complementos alimenticios se presentan como una solución actual.

Los complementos alimenticios, se definen como “productos alimenticios  que complementan la dieta normal.

Consisten en fuentes concentradas de nutrientes o de otras sustancias que tengan un efecto nutricional o fisiológico, en forma simple o combinada.

Comercializados y dosificadas, en forma de cápsulas, pastillas, tabletas, píldoras y otras formas similares, bolsitas de polvos, ampollas de líquido, botellas con cuentagotas y otras formas similares de líquidos y polvos que deben tomarse en pequeñas cantidades unitarias;”

Se deben tomar a las dosis diarias recomendadas en el etiquetado del producto,

Esta dosis no deben ser excedidas y no pueden sustituir una dieta equilibrada.

Una dieta variada y rica en frutas y verduras puede aportar todos los nutrientes (vitaminas y minerales) que necesitas.