La higiene íntima es una condición muy importante a defender de nuestro cuerpo, ya que es la zona íntima femenina es una parte muy delicada y sensible del cuerpo.

La zona íntima de la mujer contiene unas bacterias, Lactobacillus, que forman la flora vaginal, que crean una barrera protectora que actúa ante las infecciones. Estas bacterias son productoras de áctido láctico y mantienen los valores del pH ácido vaginal. Esta barrera es la responsable de la salud vaginal.

¿Cuándo surgen las infecciones?

Surgen cuando los Lactobacillus son barridos de la zona vaginal alterándose el equilibrio y provocando molestias e irritaciones.

¿Tipos de infecciones?

La más común es la vaginitis o candidiasis causada por el hongo “Candida albicans”.

¿Proceso de higiene?

No se debe emplear cualquier gel, sino los que tengan un ph de 5.5, que sea suave y con unos ingredientes neutros y calmantes. Es bueno mantener una buena higiene diaria y lavar externamente la zona cada día.

La ropa interior debe ser de algodón, y no usar las de fibra sintética que impiden una correcta transpiración y retienen la humedad provocando que se desarrollen infecciones.

Las compresas pueden provocar irritación y picor.