Faja lumbar ortopedica

Las fajas lumbares se utilizan con el fin de generar descompresión intervertebral y por lo tanto reducir la presión y el dolor.

Una faja ortopédica suele ser un práctico recurso que se utiliza para mejorar la vida de las personas, resultado un práctico tratamiento de columna, siendo recomendadas por expertos.

Suelen estar confeccionadas en materiales como monofilamento, poliamida o un elastómero recubierto por látex y por poliéster. También podemos encontrar algunas fajas que se hacen con yeso, logrando un efecto reductor en el área en el que se colocan, incentivando la deshidratación del tejido dérmico.

 

¿Qué son y para qué sirven?

Una faja ortopédica lumbar o abdominal supone una ayuda extra para corregir ciertos problemas o dolores agudos. Existen fajas elásticas que se emplean como sistema de protección (método preventivo), aunque lo más normal es que se usen con fines curativos en lesiones lumbares de menor grado. Por ejemplo, el hecho de usar una faja ortopédica puede lograr un interesante alivio en aquellas personas que se han hecho daño al hacer grandes esfuerzos, al mismo tiempo que nos ofrecen apoyo lumbar y abdominal.

El objetivo de las fajas tradicionales es poder esconder los kilos de más, lo que hará que el usuario presente una figura mucho más esterilizada. Aunque este no es el objetivo que persigue una faja ortopédica para la espalda, también lo consigue en cierto grado.

¿En qué nos puede ayudar?

Por lo general, la faja ortopédica para hombre / mujer se puede usar debajo de la ropa, estando diseñadas para evitar que se noten. No obstante, esto dependerá tanto del material que se use, como de la estética de cada modelo en cuestión.

Las fajas que se usan con fines estéticos también tienen capacidad para reducir y para moldear la zona del abdomen y de la cintura. Tienen capacidad para corregir malas posturas, elevan el busto, los glúteos, e, incluso, hasta algunos modelos los podemos encontrar en tonos de color piel, haciendo que pasen completamente desapercibidas ante una rápida intención.

Las que se usan a nivel médico son aquellas que, por ejemplo, emplean las madres para recuperarse del embarazo, en el periodo de recuperación de tratamientos estéticos como lipoesculturas o problemas musculares varios, después de una cirugía…

¿Qué tipos hay?

Faja lumbar ortopédica clásica (5mm)

Se diseñan con neopreno y con células cerradas. Son aquellas que los expertos recomiendan en el caso de que se quieran tratar ciertos trastornos como lumbalgia, reuma, dolores agudos y crónicos que afecten a la columna, dolores relacionados con el cambio de clima, hernias, espondilosis, etc.

Fajas lumbares deportivas

Ideales para lograr una correcta sujeción en el caso de que hayan protrusiones discales. Se diseñan en materiales transpirables de alta calidad, logrando una correcta adaptación en cualquier caso.

Fajas lumbares de alta compresión

Muy utilizadas para el tratamiento de dolores naturales que se producen en las articulaciones, en lesiones de músculos de la espalda o bien para post-cirugías.

Fajas lumbares reforzadas con 4/5 varillas

Recomendadas para post cirugías de espalda.

¿Qué debemos de tener en cuenta a la hora de comprar?

Talla

Elige siempre una faja se acuerdo a tu talla; así evitarás problemas de falta de aire o de reflujo gastroesofágico.

Elásticas

Las elásticas son las más recomendables, ya que ayudan a corregir la postura y facilitarán el movimiento en ciertas actividades.

Opinión experta

Asesórate a través de un profesional que te pueda recomendar un modelo de ortesis en base a tu situación y a tus objetivos.

Mantenimiento

Asegúrate de lavar y cuidar de forma adecuada la faja para conseguir que siempre se mantenga en las mejores condiciones posibles.

Si quieres comprar una faja ortopédica para la columna, para la zona lumbar o abdominal, sigue estas claves.

También te puede interesar la categoría de Ortesis funcionales