Cojines antiescaras, viscoelasticos, de gel, de aire…

Una escara es un tipo de lesión que se concentra en la piel y que puede ser más o menos profunda. Se provoca debido a que una determinada persona pasa mucho tiempo en una determinada superficie de apoyo (cómo puede ser una cama, sillón, silla de ruedas, etc). Y es que será el propio peso del cuerpo el que comprimirá los vasos sanguíneos, haciendo que la sangre no llegue a los tejidos, por lo que la piel empezará a morir poco a poco. Y esto es lo que produce la escara.

Si el usuario no puede cambiar de postura (por problemas de edad, por sobrepeso, por una paraplejia), con el paso del tiempo aparecerá.

Con el objetivo de prevenir que esto ocurra, aparecen en el mercado los cojines antiescaras.

¿Cojines, qué son y para qué sirven?

Los cojines antiescaras se considera un producto completamente imprescindible para personas que tengan un nivel de movilidad reducida. Con estos elementos se busca lograr una buena redistribución de las presiones y de la postura de cada usuario. A la hora de comprar un cojín antiescaras se busca por un lado prevenir que estas úlceras se produzcan, pero al mismo tiempo curar las ya existentes.

¿Los cojines, en qué nos puede ayudar?

Las escaras se suelen producir en personas mayores, aunque también son habituales en aquellos usuarios que pasan mucho tiempo acostados en la cama, en discapacitados, en usuarios que tienen ciertos problemas de movilidad, en personas obesas o dependientes, así como en usuarios que han sufrido accidentes.

La idea es evitar que se produzca la temida presión para que no dé lugar a la úlcera.

¿Qué tipos de cojines hay?

Aunque podemos clasificarlos en base a ciertos criterios cómo el material, para contestar a la pregunta de cuál es el mejor cojín antiescaras suele haber dos clasificaciones básicas:

Cojines antiescaras preventivos

Son aquellos modelos que están orientados para personas que tienen un nivel de movilidad reducida, que no han experimentado úlceras de presión en el pasado, y que no padecen de sobrepeso. En esta clasificación podemos encontrar desde los cojines de borreguito, un cojín antiescaras viscoelástico de baja densidad, o los cojines antiescaras de flotación líquida (considerados como los más económicos).

Cojines antiescaras para personas sin movilidad, que tienen o han tenido escaras, o bien que padezcan de sobrepeso

En esta clasificación nos encontramos con el cojín antiescaras de silicona, con el cojín antiescaras de aire, además de con los cojines viscoelásticos de elevada densidad y de flotación líquida que son ideales para combinar con un colchon antiescaras de aire.

En base al problema que se tenga, se elegirá el cojín que más se adapte a la situación de cada tipo de usuario.

¿Qué debemos de tener en cuenta a la hora de comprar?

Uso

Antes de comprar un cojín viscoelástico antiescaras, habrá que evaluar el uso que se le va a dar. Obviamente, no elegiremos el mismo si necesitamos un cojín antiescaras para silla de ruedas, que si es para colocarlo en la cama del hospital, o en cualquier otro lugar. Entre otras cosas, variarán las dimensiones.

Fundas

Deberíamos de elegir una funda que fuera hipoalergénica, y que se hubiera diseñado en el material más suave posible, que no deje ningún tipo de marca ni que haga ningún roce en la piel de las personas que los van a usar. Eso evitará que se produzca una llaga y cualquier infección derivada de ello.

Calidad

Aquí encontrarás los mejores cojines antiescaras baratos, dónde lograrás la mejor relación entre calidad y precio.

Con esta guía será fácil elegir el colchón que buscas.

También te pueden interesar estas categorias