Comprar colchon antiescaras de aire, viscoelastico…

Los colchones antiescaras de aire están diseñados para impedir la aparición de escaras por presión. Son flexibles, de baja densidad y resistentes a la abrasion.

Las úlceras por presión (escaras), son un tipo de herida de la piel que aparecerá en el momento en el que en una determinada zona se debe de soportar una presión bastante extrema, por una presión continua que evita que la sangre pueda fluir de la forma correcta, y que los tejidos se puedan nutrir como deberían. El problema es que estas heridas evolucionarán hacia la muerte de la piel.

Un colchón antiescaras es una viable solución que tiene como función precisamente disminuir esa presión que se genera en las zonas de apoyo; evitan las úlceras, además de acabar con las ya existentes.

Colchones, ¿qué son y para qué sirven?

Los colchones antiescaras están recomendados para cualquier tipo de usuario que, por la razón que sea, va a estar en una superficie fija durante mucho tiempo (una cama de hospital, de su hogar, una silla de ruedas…). Puede ser que el motivo de esta inmovilización sea porque se ha producido algún tipo de fractura, porque se hayan originado ciertas alternaciones en el flujo de la sangre, que existan problemas de índole neurológica, que la sudoración sea excesiva, que sufran de incontinencia vesical/fecal, así como diferentes problemas.

Lo cierto es que en el mercado se pueden encontrar todo tipo de productos relacionados que nos ayudarían a solucionar este problema, cómo el uso de aceites esenciales, medicamentos… No obstante, comprar un colchón antiescaras suele ser la opción más interesante, la que mejor suele funcionar en cualquier tipo de usuario, sobre todo si la colocamos en una cama ortopedica.

¿En qué nos puede ayudar?

Las opiniones del colchón antiescaras aseguran que realmente funciona, que minimiza la presión en determinadas zonas, previniendo que se generen las escaras que podrían llegar a infecciones y problemas variados ideales para combinar con un cojin antiescaras baratos.

¿Qué tipos hay?

Los colchones antiescaras los podemos dividir en 3 grandes grupos:

Colchón antiescaras de aire

Suele ser la opción más elegida por el usuario, ya que consigue los mejores resultados. Se han diseñado en un material conocido como cloruro de polivinilo, que se caracteriza por ser altamente maleable y por adaptarse muy buen al usuario. Dispone de unas pequeñas celdillas que se pueden hinchar usando un compresor (algunos modelos lo incluyen, mientras que con otros se debe de comprar de forma adicional.

Gracias a este tipo de colchón, se reduce la presión en ciertas zonas del cuerpo del paciente, para que el torrente sanguíneo fluya normalmente.

Colchón antiescaras de agua

En lugar de con aire, estos se llenan con agua caliente, llegando a una temperatura de unos 37º. El objetivo de estos colchones es lograr una sensación de flotación, muy útil para el cuerpo.

Colchón antiescaras de espuma

También tenemos este tipo de colchón que cuenta con varios módulos de espuma divididos entre hasta 48 bloques. Estos están dispuestos en un colchón tradicional, evitando que el peso del paciente pueda ser un problema.

¿Qué debemos de tener en cuenta a la hora de comprar?

Adaptación

Debes elegir un tipo de colchón antiescaras que realmente se ajuste a las necesidades del paciente en cuestión, al tipo de dolencia, así como al tiempo que va a estar postrado.

Marca

Apuesta por marcas de calidad, con una larga trayectoria en el mercado, y no tendrás ningún problema. Un buen ejemplo de ello sería comprar un colchón antiescaras Domus, considerados de los mejores en su campo.

Funda

La funda también es importante; apuesta por una impermeable, transpirable y que no se arrugue.

Precios de colchones antiescaras

Además de todo lo anterior, evalúa el precio y elige un modelo que logre una buena relación entre coste-calidad.

Con estos datos, será fácil elegir el colchón que buscas.

También te pueden interesar estas categorias