¿Qué son y para qué sirven?

Una queja bastante habitual que se tiene sobre los andadores básicos es que no disponen de un lugar en el que el paciente se puede sentar una vez que esté cansado. Es decir, que no incluyen de un asiento para ello. Por otra vez, son algo complicados de manejar en el exterior, en el aire libre, o bien en gravilla o en un pavimento desigual.

En cambio, el andador rollator tiene un asiento para descansar (aunque es cierto que no siempre; en los modelos de 3 ruedas puede no incluirlo).

Los rollatos se confeccionaron con el ideal de evitar todos estos problemas: por una parte, son una herramienta perfecta para poder ser usados al aire libre, así como en superficies irregulares. Pueden soportar bastante peso y vienen equipados con ruedas giratorias situadas en las patas delanteras. Gracias a esto, la persona que usa el rollator no tendrá que levantar el andador cuando gire.

¿En qué nos pueden ayudar?

El uso básico es ayudar al paciente a desplazarse de un lado a otro. Los andadores rollators con ruedas suelen ser bastante ligeros, por lo que permite al usuario poder moverse con fluidez, evitando que se produzca ningún problema de desplazamiento. Cómo ya hemos comentado, suelen incluir un asiento, clave para cuando el paciente está cansado.

Además de encontrar un andador rollator con asiento, debes de saber que algunos modelos también incluyen cesta, freno de mano para evitar accidentes, y hasta un útil sistema de plegado que permitirá transportarlo de manera sencilla, incluso cuando se haga un viaje.

¿Qué tipos hay?

Andadores sin ruedas

Tan sólo se recomiendan para un uso en interiores, para aquellas personas mayores con limitación de movimientos, o para aquellas que estén dando sus primeros pasos después de una intervención. Son seguros y ligeros, suelen ser fácil de plegar y en las patas disponen de conteras protectoras que evitarán deslizamientos.

Andadores de 2 ruedas

Orientados a personas mayores que tienen problemas de movilidad. Algunos modelos disponen de asiento para que el usuario se pueda sentar si está cansado, en cualquier momento. También son muy resistentes y fáciles de plegar.

Andadores de 3 ruedas

No tan conocidos como los anteriores. Tienen un tamaño compacto que ayudan a moverse en todo tipo de espacio. Suelen disponer de una bolsa para llevar las pertenencias de una forma más fácil.

Andadores de 4 ruedas

Estos son muy variados, ya que los podemos encontrar con asientos acolchados, con respaldo, cestas…

¿Que debemos tener en cuenta antes de comprar?

Uso

¿Se va a usar el rollator en interiores o exteriores? ¿Es para que el paciente se recupere de una intervención, o bien para emplearlo de manera permanente? En base a lo que se busque, elegiremos de manera adecuada.

Material

Evalúa también el material. Lo más recomendable es elegir un rollator aluminio, ya que es un material que no pesa mucho, pero que al mismo tiempo aguanta bien el paso del tiempo.

¿Asiento?

Un andador rollator con asiento es muy práctico, ya que permitirá que el usuario se siente si se cansa.

Precio

No te olvides de evaluar el precio, pero nunca sacrifiques en calidad.

Con estas claves podrás elegir el rollator perfecto.

También te pueden interesar estas categorias