Calzado ortopedico moderno, para adultos y niños

Este tipo de calzado esta especialmente indicado para mujeres, con la maxima calidad y comodidad. Disfruta de zapatos cómodos y de marca al mejor precio.

Seguro que en más de una ocasión has escuchado hablar del calzado ortopédico. Lo más común es que este concepto se asocie con niños (es decir, calzado ortopédico para niños, aunque también lo podemos encontrar para adultos, tanto para hombres, cómo para mujeres.

 

¿Qué es y para qué sirve el calzado ortopédico?

Los zapatos ortopédicos se utilizan para aliviar ciertas molestias que se pueden producir en aquellos pies más delicados, o bien son un recurso muy práctico para conseguir una mejora en ciertas condiciones a nivel podológico.

Por ejemplo, solemos comprar este tipo de calzado cuando se tienen problemas podológicos como de pies cavos o planos. También es posible corregir con ellos problemas de interior anatómico, logrando que nuestros pies se adecúen con la máxima comodidad posible, minimizando la sensación de cansancio, además de reducir el impacto en otras zonas como las rodillas, tobillos o en las caderas.

¿En qué nos pueden ayudar?

En definitiva, los zapatos ortopédicos modernos se caracterizan por ofrecer un gran soporte a nuestros pies, minimizando la posibilidad de experimentar algún tipo de lesión. De esta manera, se evitarán problemas más graves de cara a un futuro.

Otra de las características de este tipo de calzado es que suelen tener una horma ampliada. Con ello, conseguiremos que nuestros pies no estén tan apretados dentro del zapato. Para lograr una mejor adaptación, en el mercado venden plantillas ortopédicas, que se deberán escoger en base al zapato en cuestión, así como a las características del usuario que lo vaya a usar.

¿Qué tipos hay?

Actualmente, en el mercado podemos encontrar toda una serie de zapatos ortopédicos para hombres, para mujeres y para niños. De la misma manera que el calzado tradicional, el calzado ortopédico ha evolucionado mucho para llegar a nuestros días.

Lo cierto es que no podemos encontrar clasificaciones de diferentes tipos de zapatos ortopédicos, ya que todos siguen las mismas directrices, y las principales diferencias las encontramos a la hora de elegir una plantilla. Por ejemplo, no usaremos la misma plantilla para solucionar un problema de pies cavos, que de pies planos.

Se suele clasificar de la misma manera que el calzado tradicional: es decir, podemos encontrar desde calzado ortopédico infantil (que, como ya hemos dicho, es el más habitual), hasta calzado para hombres o mujeres.

¿Que debemos tener en cuenta antes de comprar?

Estabilidad

La primera norma a la hora de elegir zapatos ortopédicos es apostar por un modelo que sea estable, que nos proporcione la estabilidad suficiente a la hora de andar. Debería de tener una cuña correcta en cuanto a altura se refiere (aproximadamente de entre 2 a 3 cm), siempre teniendo en cuenta el problema que se tiene en el pie. También debería d constar de una amplia base en la que apoyar la planta del pie, para que las cargas se repartan de la forma adecuada.

Nivel de sujeción

De nada sirve que compremos zapatos ortopédicos baratos si no se nos ajustan a la perfección. Para conseguir este nivel de sujeción, deberíamos comprar zapatos con cordones, o bien con elásticos situados en la zona del lateral.

La idea es que el pie se pueda mover con toda libertad sin oprimir la zona del empeine.

También debes de elegir las plantillas más adecuadas en cualquier caso.

Calidad

Elige un material de calidad, tanto para el calzado ortopédico, cómo para las plantillas. Estas últimas deben de disponer de una buena capacidad de transpiración (para absorber el sudor).

Además, evita las costuras y las formas raras.

Sigue estas claves y comprarás el mejor calzado ortopédico.

También te pueden interesar estas categorias