Motor electrico para silla de ruedas

Dispositivo de conducción y propulsión eléctrica para silla manual, que ofrece la ventaja de empujar en plano y subir pendientes sin esfuerzo, ni para el usuario ni para el acompañante.

La elección de un buen motor para silla de ruedas servirá para mejorar la calidad de vida y la autonomía de los pacientes que la utilicen, además de reducir el esfuerzo que precisan habitualmente para avanzar.

Algunos modelos de motores se nos presentan cómo dispositivos muy sencillos de instalar y de usar, ligeros, con un tamaño mínimo, y muy fáciles de transportar (sin que supongan una molestia).

 

¿Qué son y para qué sirven?

Un motor para silla de ruedas facilita la vida del paciente, o del cuidador, y es que ayudará a generar un característico impulso que simplificará el desplazamiento.

Estos motores llevan mucho tiempo en el mercado; sin embargo, un motor eléctrico para sillas de ruedas actual, no tiene nada que ver con los que se hacían hace tan solo unos años. Los actuales se han desarrollado de forma tecnológica para incrementar la comodidad del usuario al máximo, a través de dispositivos funcionales que minimizan cualquier molestia (por ejemplo, son ligeros y ocupan muy poco).

¿En qué nos pueden ayudar?

Algunos modelos avanzados se sincronizan con una pulsera inteligente, siendo capaz de detectar los movimientos del brazo. De esta manera, será capaz de detectar si el usuario quiere parar, o si bien está intentando iniciar el movimiento.

Incluso la velocidad es bastante interesante; algunos modelos pueden alcanzar sin problema los 9km/h. Gracias a esta velocidad, el paciente impedido podrá sortear sin problemas las rampas que tengan una determinada inclinación, aceras, incluso hasta el césped o moquetas gruesas. Si no, puede que te sean más útiles los scooter minusvalidos baratos

Un motor eléctrico para silla de ruedas actual se diseña con una larga autonomía; esto nos indica que durará el máximo tiempo posible en marcha, pero que no necesitaremos de mucho tiempo para poder cargarlo.

¿Qué tipos hay?

En relación a los tipos de motores para sillas de ruedas, no podemos encontrar clasificación definitiva. Y es que las marcas los diseñan siguiendo una serie de características que deberíamos evaluar en su compra, pero no en base a una clasificación.

Analizamos estas características en los puntos siguientes:

¿Que debemos tener en cuenta antes de comprar?

Velocidad máxima

Nos referimos a la velocidad máxima que alcanzará el motor, medida en kilómetros / hora. Lo más habitual es que un motor eléctrico para silla de ruedas sea capaz de alcanzar una velocidad contenida entre los 6 y los 9 km/h. No te recomendamos que elijas un modelo que alcance una velocidad inferior, ya que podría ser demasiado lento.

Autonomía

La autonomía nos dice el recorrido aproximado que podremos realizar antes de que se consuma la batería. No se puede dar una cifra exacta ya que dependerá de algunos factores como la velocidad, el peso del paciente, así como del % de la pendiente que se quiere ascender. También habrá que evaluar si la batería interna se extrae fácilmente, o si se requiere de herramientas especiales.

Adaptación

Cualquier motor para silla de ruedas no se adaptará a cualquier modelo. Habrá que considerar tanto el fabricante, como el material. Si no lo hacemos, puede que tengamos que estar batallando con devoluciones varias.

Peso máximo

También habrá que soportar el peso máximo de la silla de ruedas (y es que el motor tendrá un peso determinado, que puede ser excesivo en cualquier caso), así como el peso del usuario. Si estamos hablando de un paciente con sobrepeso, puede que un motor con poca potencia se pueda quedar algo justo.

Con esta información será fácil elegir un buen motor para silla de ruedas.

También te pueden interesar estas categorias