¿Qué es y para qué sirve?

El principal beneficio de pedalear sentado con pedales estáticos, es precisamente el hecho de poder hacer ejercicio de forma cómoda desde el hogar, al mismo tiempo que se puede hacer cualquier otra actividad, pero sin que nuestras articulaciones puedan sufrir daños. Además, también servirán para desarrollar la musculatura, así como para evitar o aliviar los síntomas de ciertas enfermedades de índole reumática, cómo puede ser la artritis.

Los pedales de rehabilitación están especialmente recomendados para aquellas personas que tienen estos problemas, consiguiendo que puedan realizar un nivel de actividad física moderada para que mejoren su calidad de vida.

¿En qué nos puede ayudar?

Aunque los beneficios deberían de ser estudiados en base a la selección de cada modelo en concreto, lo más habitual es que ayuden al paciente a recuperar su fuerza muscular, a incentivar la circulación, así como la coordinación de sus extremidades inferiores.

Por otra parte, logrará que el paciente con reducida movilidad pueda mantenerse en forma haciendo ejercicio.

¿Qué tipos hay?

Hay diferentes tipos de pedales para hacer ejercicios, diseñados por las mejores marcas para adaptarse a cualquier tipo de necesidad.

Por un lado, existen los pedales orientados a ejercicios de rehabilitación básicos. Estos se emplean para realizar gimnasia activa; es decir, aquella en la que el paciente tiene que encargarse de hacer todo el esfuerzo.

También existen pedales para mayores, especializados en la gimnasia activa y pasiva. El paciente no tendrá que hacer todo el esfuerzo, ya que el dispositivo integra un pequeño motor eléctrico que le ayudará a lograr el resultado deseado.

Si buscamos algo más avanzado, se puede comprar una máquina para pedalear sentado con un avanzado display (pantalla), a través de la que se pueden controlar algunos datos relacionados con el entrenamiento (por ejemplo, el tiempo que ha transcurrido, las revoluciones que giran las duras, la cantidad de calorías que hemos quemado).

Además, también podemos comprar pedalinas que se pueden plegar, para facilitar el transporte y el almacenaje cuando no se vaya a usar.

¿Que debemos tener en cuenta antes de comprar?

Comodidad

El principal objetivo de elegir un pedalier es hacer deporte de una manera más cómoda por lo que, obviamente, el aparato debería de incentivar la máxima comodidad.

Uso

Evalúa bien el uso que le vas a dar y en base al mismo, elige un modelo que te permita conseguirlo. No solo se puede usar para ejercitar piernas, si no que también puede servir para ejercicios con brazos.

Ajuste

Nos referimos a la cinta que se encarga de sujetar el pie. Esta debe de quedar bien apretada, pero sin pasarnos.

Buena relación entre calidad y precio

Además de todos los criterios anteriores, no te olvides de comprar pedales para hacer ejercicio que se hayan diseñado con materiales de calidad, pero que logren el mejor precio en cualquier caso.

Y así podrás elegir un buen pedalier.

También te pueden interesar estas categorias