Comprar sillas de ruedas electricas

Una silla de ruedas eléctrica se diferencia de una manual en que dispone de motores accionados por baterías (con una potencia que suele ser de entre 40-50 amperios) recargables: El paciente que ocupa la misma podrá accionar el mecanismo a través de un joystick sencillo de controlar. También dispondrá de un panel pequeño desde el que tendrá control de la velocidad, de la posición del asiento y del reposa pies, etc.

 

¿Qué son y para qué sirven?

Las sillas de ruedas eléctricas son una evolución de las sillas de ruedas tradicionales. Aunque si bien es cierto que funcionan de manera manual, dan una interesante movilidad a quienes las emplean en diferentes tipos de suelos, incluso hasta tienen la capacidad para subir determinadas pendientes. Funcionan de manera autónoma, liberado al usuario de hacer el trabajo; en lugar de ello, todo lo hará el motor.

Otra diferencia entre una silla clásica y las sillas ruedas eléctricas es precisamente el tipo de rueda; en estas últimas, se integran ruedas de tracción, estando fijas en un solo plano, habiendo 1-2 pares de ruedas adelante y detrás para servir como guía. Las ruedas-guia se han diseñado con montantes de suspensión que se puede variar, así como amortiguadores para evitar que las irregularidades del terreno puedan llegar a afectar al paciente en cuestión.

Comprar silla de rueda eléctrica puede ser clave a la hora de abarcar terrenos complicados, de rueda de oruga, unidades de suspensión neumática, estructura de pivote reforzado e incluso de motores de alta torsión.

¿En qué nos pueden ayudar?

El principal motivo por el que se utilizará una silla de ruedas eléctrica es precisamente para lograr que el usuario pueda llegar desde punto ‘A’ a punto ‘B’ de la forma más cómoda posible. Con una silla tradicional, se tendrían que estar girando las ruedas de forma manual, lo que terminaría por cansar al usuario o bien depender de otra persona, eliminando la autonomía.

Elegir sillas de ruedas plegables eléctricas, permite al usuario seguir siendo autónomo y al mismo tiempo, poder ir dónde se le antoje.

¿Qué tipos hay?

Dependiendo del uso que le vayas a dar, y en las situaciones en las que te vayas a encontrar, podemos encontrar básicamente dos tipos de sillas de rueda eléctrica barata:

Silla rueda eléctrica clase 2

Se caracterizan por poder utilizarse en pavimentos de exterior.

silla rueda eléctrica clase 3

Están pensadas para usarse tanto en superficies de exterior planas, cómo en lugares más rugosos.

¿Que debemos tener en cuenta antes de comprar?

Controles de conducción

El modo más habitual de controlar la silla de ruedas es a través de un joystick (que nos recordará a los de las videoconsolas). En teoría son simples… pero si no lo es para ti, siempre puedes apostar por otro tipo de control, como manillares con botones integrados.

Ruedas

Podemos encontrar ruedas de tracción delantera, ruedas de tracción media y de tracción trasera. Dependiendo del uso que se le vayan a dar a las sillas de ruedas eléctricas, elegiremos la mejor opción.

Reposabrazos

Aunque si bien es cierto que este elemento puede parecer algo secundario en un primer momento, no lo es para nada. Es una pieza clave que potenciará la estabilidad y el soporte, al igual que los cinturones de seguridad para sillas de ruedas nos ayudan con una mayor seguridad. Es por ello, por lo que deberías de revisarlo dos veces antes de comprarlo.

Baterías

Existen diferentes tipos de baterías (AGM, de gel, húmedas o de litio). Elige baterías duraderas y que no requieran de mucho mantenimiento.

Si revisas toda esta información en detalle, podrás elegir las mejores sillas de ruedas eléctricas baratas actuales.

También te pueden interesar estas categorias